domingo, 2 de abril de 2017

Matar un ruiseñor (To kill a mockingbird)

Matar un ruiseñor (To kill a mockingbird)
Harpper Lee. 1960.
Grand Central Publishing. 376 páginas.

Así como el pequeño pueblo sureño de Jefferson Mississippi tuvo su novela en The Sound and the fury, el pueblo de Maycomb en el sur de Alabama es el lugar de los acontecimientos en Matar un ruiseñor.
Aunque Maycomb quedó ignorado durante la Guerra de Secesión, la ley de Reconstrucción y la ruina económica la obligaron a crecer. Creció hacia dentro. Raramente se establecían allí personas forasteras: las mismas familias se unían en casamiento con otras mismas familias, hasta que todos los miembros de la comunidad tuvieron una ligera semejanza. De cuando en cuando alguno regresaba de Montgomery o de Mobile con una pareja forastera, pero el resultado sólo causaba una ligera ondulación en la tranquila corriente del parecido de las familias.
Un pueblo de largos veranos calientes y tibios inviernos, donde un día por sorpresa cayó la primera nevada desde 1885. Es un pueblo de unas pocas casas de granjeros blancos arruinados por la guerra civil, y algunos negros recogedores de algodón, discriminados por la sociedad. Un lugar en donde la vida transcurre lentamente al margen del tiempo de las grandes ciudades. La envidia y la mala fe  de sus habitantes se siente en el ambiente, cada vecino espiando al otro y rumiando malos pensamientos entre el suave balanceo de las mecedoras en los porches de las casas.
En realidad Maycomb nunca existió, es una ficción basada en un pueblo real llamado Monroeville.
En este ambiente pueblerino se desenvuelve la historia narrada por una niña de unos ocho años llamada Marie Louise Finch (Scout), su hermano Jem y un amigo Dill. El padre de Scout, el señor Atticus Finch es el abogado del pueblo. Los niños en sus juegos rondan por las casas de los vecinos y son bastante curiosos. Creen en mitos y leyendas de aparecidos. Asisten a una pobre escuela en donde aprenden muy poco. La novela es de fácil lectura y amena: es a la vez cómica, algo drama tica  y muy poética.


Drama principal de la novela:

Este abogado Finch, un   práctico,  se encarga de defender a un negro en un juicio, el cual ha sido acusado de violar a una niña. Esto levanta el racismo. Todos los blancos del pueblo se oponen a ello y recibe insultos y amenazas. ES acusado de protector de negros “Niggers-lover “.
Inclusive sus hijos pagan con humillaciones por este acto de sacrificio.

“ Do you defend niggers, Atticus?” I asked him that evening.“ Of course I do. Don´t say nigger, Scout. That´s common”.
El libro es una ficción, según dice su autora  Nelle Harper Lee.  Sin embargo está basada en hechos reales que ocurrieron en los años 30 en su pueblo natal Monroeville. Lee escribió este único libro en 55 años, nació  en Alabama en  1926y murió  el año pasado en 2016. Fue prácticamente su única obra literaria, ganadora del premio Pulitzer, y muy valorada por levantarse en contra de la discriminación racial y apoyar la lucha social contra este horrible flagelo que se dio a  comienzos de los 60. Es un icono de la cultura americana. Un verdadero éxito editorial con 40 millones de copias vendidas.
Personajes:
Atticus Finch.
 Uno es valiente cuando, sabiendo que ha perdido ya antes de empezar, empieza a pesar de todo y sigue hasta el final pase lo que pase.
Miss Maudie:
Tu padre tiene razón me respondió—. Los ruiseñores no se dedican a otra cosa que a cantar para alegrarnos. No devoran los frutos de los huertos, no anidan en los arcones del maíz, no hacen nada más que derramar el corazón, cantando para nuestro deleite. Por eso es pecado matar un ruiseñor.
La señorita  Henry Lafayette Dubose

Mistress Dubose vivía sola, dos puertas más arriba de la nuestra, en una casa con unas empinadas escaleras en la fachada y un pasillo reducido. Era muy anciana; se pasaba la mayor parte del día en la cama, y el resto en un sillón de ruedas. Jem y yo la odiábamos. Si estaba en el porche al pasar, nos escudriñaba con una mirada airada, nos sometía a despiadados interrogatorios acerca de nuestra conducta, y nos hacía tristes presagios relativos a lo que valdríamos cuando fuésemos mayores, los cuales podían resumirse siempre en que no valdríamos para nada.

Cine:
La famosa película de 1962 protagonizada por Gregory Peck. Fue ganadora del premio Oscar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Señor de las moscas (Lord of the flies)

El Señor de las moscas (Lord of the flies) William Golding (1954). Penguin Books. 2016. 202 páginas. Premio Nobel de Literatura 1983....