jueves, 30 de marzo de 2017

La sonata a Kreutzer

La sonata a Kreutzer
Traduccion Vera Macarov.
Oceano. 2000. España.
168 páginas.

La Sonata para violín y piano no. 9 en la mayor de Beethoven es una de las obras de cámara más sobresalientes del romanticismo. Una bella obra que uno no se cansa de escuchar. Fue dedicada un  violinista virtuoso de aquella época de nombre Rodolfo Kreutzer. En realidad este nunca la ejecutó por considerarla intocable. En 1802 Beethoven mantuvo una relación de amistad con el violinista inglés George Bridgetower (1779–1860), a quien iba dirigida la obra. Pero después del estreno, Beethoven tuvo una discusión bastante acalorada con este músico, por asuntos de mujeres,  y en uno de sus típicos arranques de ira (como hizo unos años antes con la Sinfonía Eroica) rompió la dedicatoria  y cambió de idea.
Leí hace  cinco años   La sonata a Kreutzer (1889),   una novela de León Tolstói. Cómo es lógico  esperar, el titulo proviene de la  famosa sonata para  violín y piano de Ludwig van Beethoven dedicada a Rodolphe Kreutzer.  El tema principal de la novela no es la música, lo cual puede sorprender a algunos lectores como fue mi caso. Sin embargo, la música o mejor dicho, el desprecio de Tolstoi hacia la música, fue la chispa que encendió su imaginación para escribir esta novela breve, especie de manifiesto acerca del tratamiento de los celos y la sexualidad en el matrimonio.
El protagonista, Pózdnyshev se expresa de esta manera:

¡Qué cosa tan terrible esa sonata, precisamente este presto! ¡Y qué cosa tan terrible la música en general! ¿Qué es? No comprendo. ¿Qué es la música? ¿Qué hace? ¿Por qué hace lo que hace? Se dice que la música influye en el alma para elevarla. ¡Tontería! ¡Mentira! Influye, sí, influye espantosamente (hablo por mi cuenta), pero no de una manera ennoblecedora. ... ni ennoblecedora ni envilecedora, sino de una manera irritante. ¿Cómo diría yo? La música me hace olvidar mi situación verdadera; me transporta a un estado que no es el mío, bajo su influjo me parece que siento lo que en realidad no siento, que comprendo lo que no comprendo, que puedo lo que no puedo.


AñaSonata a Kreutzer (1901), Óleo  Rene Prinet


Este libro ha pasado a ser uno de los clásicos de la literatura de todos los tiempos, al lado de las mejores obras de los grandes escritores como Stendhal, Victor Hugo, Poe, Kafka…. La capacidad narrativa de Tolstoi es admirable, su discurso muy bien articulado en capítulos cortos y bastante amenos es casi musical. Sobre todo por el ritmo ascendente que le imprime a la trama en su acelerado desarrollo . Posee una  fuerza interna inagotable para llevarnos a un clímax de mucha pasión en el momento del crimen. Una historia de imperfección   humana, contada con realismo,   que nos atrapa y nos hace vivir la acción.
Todo comienza en un viaje por tren de varios días, en donde tres pasajeros comienzan a dialogar sobre el amor, el matrimonio y otras cosas. En la novela el protagonista, Pózdnyshev, refiere los acontecimientos que provocaron la muerte de su esposa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Señor de las moscas (Lord of the flies)

El Señor de las moscas (Lord of the flies) William Golding (1954). Penguin Books. 2016. 202 páginas. Premio Nobel de Literatura 1983....